El día de ayer recibí un mensaje de un jovencito y de alguna manera me hizo recordar a mí mismo, cuando era un imbécil más inocente. Así que sin pensarlo me dispuse a escribir esta carta a mi Yo adolescente…

 

Querido Yo de 16 años,

No te preguntaré cómo estás porque sé perfectamente por lo que estás pasando, pero te quiero aclarar algunas cosas:

  • Los granos desaparecen, no te estreses por eso, se van a ir cuando dejes de echarte tantas cremas a la maldita hamburguesa o mantequilla al pan.
  • Las relaciones del colegio no duran, deja de llorar por ese huevón que realmente no vale, te lo juro! Ahorita en el 2018 no ha crecido ni la mitad de lo que tú crecerás, respira.
  • No, Beyoncé aún no vuelve al Perú así que seguiremos esperando un buen rato ya que nos perdimos su concierto #porquechibolomisio.

Ahora bien, han pasado muchísimas cosas en estos seis años, ha sido un tiempo lleno de aprendizaje, errores, cambios interiores, exteriores y sobretodo descubrimientos y sé que estás ansioso por conocer al amor de tu vida, pero estás cegado por tanta vaina que ves en Disney Channel, o sea Zac Efron y Vanessa Hudgens no se quedarán juntos #manyas? Así que relájate y no te tomes todo tan a la tremenda porque en el momento menos pensado aparecerá alguien, sí te juro!

Yo sé que te gusta ese tipo de amor novelero e intenso, y la verdad es que sí tendrás tus amores bien a la mexicana, pero te recomiendo bajar un poco las revoluciones y no le pongas tanto drama al asunto #NOESSALUDABLE.

En lo profesional, crecerás un montón en lo que te gusta y descubrirás más cosas que ni enterado que te gustaban pero darán un giro a tu vida y serás muy feliz con ello. Pero para eso te digo que sigas haciendo eso que tanto te apasiona a pesar de que mamá esté jodiendo por la tarea de álgebra y aritmética.

A pesar de lo que te digan y a pesar de los obstáculos, nunca dejes de creer en ti mismo, porque tú eres tu principal motor para hacer lo que haces y no dejes que otros nublen tu horizonte, solo tú sabes lo que quieres y es importante que lo tengas siempre presente porque aunque no siempre tomes los caminos correctos, mientras tengas tu meta trazada poco a poco te irás acercando a ella.

Y bueno ya no quiero ser tan spoiler así que me alegro de no poder mandarte esta carta porque si no, no estaría donde estoy. Enfócate en ti mismo, en crecer y no te desesperes por conocer a alguien que eso mal que bien, vendrá solo. Todo lo que he pasado me ha traído hasta aquí y no me arrepiento de casi casi nada.

Suerte en tus exámenes y ya no te atrases en los cuadernos

Tu Yo del 2018.