¡Se acabó el día al fin!! Bañito de agua caliente, pijamita y a la camita #SuenaTopoGigio… Ponemos la alarma, apagamos la luz y hacemos cucharita con la almohada #ElDiarioDeUnSoltero y de pronto sientes un sonido agudo que parece aproximarse, pero en la oscuridad no sabes qué podría ser #QUÉMIEDO!! Prendes la luz, la apagas, la prendes, la apagas y así un buen rato. Se va por un rato y te duermes, pero volverá… Sí, es él… su recuerdo… tú… y tu soledad… AÚN NO LO HAS OLVIDADO.

Hace algunas semanas (Post #05) te daba algunos soltertips #mecreoinfluencer sobre qué hacer para distraer la mente y dejar de pensar en tu reciente (o no tan reciente) peor es nadaEX, pero parece ser que estás malinterpretando los consejos y ahora vives un poco en desenfreno #CALMDOWNFUCKINBITCH. No, en este post tampoco te diré el secreto para olvidarlo (si lo supiera, sería multimillonario #NiSteveJobs!) Pero te diré cómo saber si ese zancudo aún está rondando por tu habitación.

  1. Lo odias.

    Sí, es verdad que ya no hablas de él, ya no piensas en él, tu mente y vida están ocupadas en asuntos más importantes, hasta que te encuentras después de mucho tiempo con tu amigo Periquito y te pregunta por el susodicho…

    • Oye ¿qué fue de Fulano, ah?
    • ¡Ese imbécil! Ni idea, por mí que se lo trague la tierra y que lo escupa en otro planeta, me enteré que sale con alguien, un huevón más… vamos a ver cuánto duran pues… igual y no es que me importe, ¿manyas? Pero cada día está más gordo…

    ¡A VER PAREMOS AQUÍ!! ¿Tú cómo sabes que está más gordo, que tiene por enamorado a un feo escuálido y demás detalles acerca de su infeliz vida?… Esto nos lleva directamente a la segunda señal de que AÚN NO LO HAS OLVIDADO…

  2. Lo stalkeas.

    O sea, eres consciente de que saber algún detalle de la actual vida de tu ex es innecesario, pues tú ya sigues con tu vida (juras), pero de vez en cuando te pica la curiosidad de saber qué está haciendo o con quien lo está haciendo en su vida. Entonces ahí estas… Todo un monstruo en computación #BajoElAuspicioDeIDAT revisando su Facebook, el de su mejor amigo y todos los demás contactos que tengan en común… ¡Ah! Y el de su actual pareja porque te importa saber qué tan feliz es, qué hace o qué no hace, a dónde va y…PAREN TODO!!! Aquí es cuando llegamos a la tercera, y más importante señal de que AÚN NO LO HAS OLVIDADO…

  3. El vacío en el estómago.

    El faenón cibernético, revisando los expedientes secretos EX, y de pronto… Ese vacío en el estómago… Ese vacío que sientes cuando se acaba de terminar la relación o cuando tienes un fuerte miedo de perder algo o a alguien #whatever… Y es que viste “La Foto”… Luego de tanto stalkeo llegas a encontrar lo que estabas buscando #FuckinMasoquista y están ahí, felices en el lugar al que nunca quiso ir contigo, pero con otro sí fue (Importante detalle es que comparar lo que nunca quiso contigo, pero sí con otros, y cómo era contigo y cómo es ahora, es sinónimo de suicidio). Este vacío solo puede significar una cosa… AÚN NO LO HAS OLVIDADO… Y luego de todo este proceso de masoquismo finalmente llegamos a la última señal.

  4. El rechazo al amor.

    Al final te conviertes en el Grinch del amor, ves a una parejita en el parque y te provoca rechazo, o te jode ese par de melosos que están sentados detrás de ti en el bus #VáyanseAlTelo! Te conviertes en ese tipo de personas que dicen “Siempre es así al principio, pero al final todo se acaba” #DaFuck! Y terminas por endurecerte de todo sentimiento con la justificación de que te estás “protegiendo” de cualquier huevón. Al final ningún ser en esta tierra te atrae, ninguno cumple con tus expectativas, es muy así pero poco asá, y ¿sabes por qué?… Porque no es tu EX y esto nuevamente nos comprueba que AÚN NO LO HAS OLVIDADO…

Al final del día te preguntas una vez más “¿Volvería con él?” y la respuesta que fluye de tu mente es un rotundo ¡NO! (porque te acuerdas de todas sus pendejadas y lo poco que vale un tipo como ese) pero entonces ¿por qué sigue aquí y no se va? ¿Por qué jode tanto y por qué se te revuelven las entrañas cada que piensas en él, como si todo acabase de pasar ayer? ¿Por qué no se va?… Lo más probable es que sea porque tú mismo no dejas que se vaya…

Aún no lo has olvidado, pero sabes que lo harás aunque tome tiempo… Seguir con tu vida es una decisión que debes tomar cada día al despertar, y uno de esos días llegarás a la cima de la montaña y mirarás hacia atrás todo lo que has recorrido, los obstáculos superados y al final todo será una historia para contar, te reirás de esto y por qué no… podrías escribirla en un blog. #osoloentudiario